15
Mon, Oct

Condenan a cuatro años multimillonario chino que pagó sobornos a embajador dominicano en la ONU

New York
Typography

NUEVA YORK._ El multimillonario empresario chino Ng Lap Seng, quien pagó sobornos de $1.7 millones de dólares al entonces embajador dominicano alterno en la ONU, Francis Lorenzo, quien ayudó a la condena con su testimonio como testigo estrella de los fiscales federales, fue condenado el viernes a 4 años en una cárcel federal.

Lap Seng, intentó en base a sobornos que embarraron a otros diplomáticos en la ONU, incluyendo un ex presidente de la Asamblea General, conseguir un contrato para la construcción de un centro de convenciones del organismo multilateral en Macao (China), pero el proyecto se frustró.

Es uno de los hombres más ricos de China y el momento de la sentencia, no tenía ninguna reacción visible a la pena impuesta en la corte federal del Distrito Sur en Manhattan.

Antes de escucharlo, le había dicho al juez que estaba lleno o pesar por su condena por cargos que lo acusan de pagar el presidente de la Asamblea General de la ONU y a Lorenzo $ 1,7 millones en sobornos.

"Quiero pedir disculpas a la corte por todos los problemas que mis acciones han causado", dijo Ng través de un intérprete.

La defensa había pedido una sentencia de libertad bajo palabra y no la cárcel para un acusado de 69 años de edad, que lo describió como un hombre dedicado a su familia y filántropo.

Pero el juez federal Vernon Broderick dijo que se merecía tiempo tras las rejas, más una multa de $ 1 millón, en parte porque él lanzó su dinero en todo sin detenerse a considerar las consecuencias.

"En lugar de eso, se convirtió en más agresivo con el paso del tiempo", dijo Broderick.

El juez dictaminó que Ng podría permanecer bajo vigilancia las 24 horas en un apartamento de Manhattan pagando $50 millones de fianza hasta que se presente en la cárcel a mediados de julio.

Uno de sus abogados defensores adelantó que la sentencia será apelada.

En la declaración después del veredicto, la ONU dijo que había cooperado ampliamente para facilitar la adecuada administración de la justicia en este caso, mediante la divulgación de miles de documentos y la renuncia a la inmunidad de los funcionarios para que pudieran testificar en el juicio.

Lorenzo, quien tenía nivel de empleado administrativo en la Misión Permanente Dominicana en la ONU, carecía de acreditación en el Departamento de Estado, por ser naturalizado estadounidense.

Un jurado había encontrado a Ng culpable el año pasado de soborno, conspiración y lavado de dinero, un triunfo para los fiscales que hurgaban en complicadas cuestiones legales que rodean la inmunidad dada a diplomáticos de la ONU antes de ganar la cooperación de suspensión del Gobierno de la República Dominicana con Lorenzo.

El dominicano, que se declaró culpable, testificó que Ng inicialmente le pagó $20.000. Le exigió otros $30.000 al mes a cambio de conseguir el negocio de la construcción cuyo nombre aparece en los documentos oficiales de la ONU como la empresa que construiría el centro de Macao para las naciones del hemisferio Sur.

Los abogados defensores argumentaron que los pagos eran ordinarios.

Se culpó a Lorenzo y al entonces presidente de la Asamblea General de la ONU, John Ashe, de Antigua y Barbuda, por supuestamente manipular a Ng.

Ashe, que también fue arrestado en el caso, murió en 2016 en un accidente en la bañera de su casa en el condado Westchester de Nueva York.