15
Mon, Oct

Reconocido sonero Manny Katzú demanda activista comunitario por estafa en La Placita del Son

New York
Typography

NUEVA YORK._ El reconocido sonero dominicano radicado por décadas en esta ciudad Manny Carvajal (Manny Katzú), demandó en la Corte de Pequeños Reclamos (Smalls Claims Court), al activista comunitario Rafael Figuereo, a quien acusa de estafarlo con casi $5.000 dólares, dinero que le cedió a título de préstamo para ser usado en la organización del festival “La Placita del Son”, que se realiza cada verano en La Plaza de Las Américas de la calle 175, entre avenidas Broadway y Wadsworth, contigua al teatro United Palace en el Alto Manhattan.

Katzú dijo en una entrevista anoche que Figuereo, se comprometió a cumplir el trato y posteriormente se quedó con el dinero, diciendo que no le pagará, por lo que decidió darle un tiempo prudente y luego someterlo a la justicia por estafa, para que le devuelva el monto prestado.

El cantante y músico mostró cheques emitidos a nombre de Figuereo, diciendo que es la prueba contundente de su denuncia.

El sonero dijo que Figuereo, también se aprovechó del altruismo de una mujer y su hermano, a quienes también les tomó dinero prestado, sin que hasta ahora les haya pagado el monto total de miles de dólares, excepto $500, que le entregó a su pariente.

Relató que se reunió con Figuereo en 2016, porque se necesitaba registrar una organización sin fines de lucro que manejara el evento con criterio comercial, pero el activista comunitario en vez de usar el dinero en eso, cedió el registro de un centro de cuidados de niños (Day Care) que tiene a su nombre en El Bronx.

“La idea de La Placita surgió pensando en los envejecientes de nuestra comunidad, en la que vivo desde 1978, para que ellos pudieran recrearse, bailar, ejercitarse y escuchar su música preferida que es el son”, explicó Katzú.

Añadió que de su propio peculio usó miles de dólares para montar espectáculos el año pasado que incluyeron a varias figuras populares como la merenguera Milly Quezada.

Dijo que miles de dominicanos han estado participando activamente en el festival de La Placita, donde para este año se planea rifar televisores, ropas y otros artículos valiosos a los asistentes, y presentar a Cuco Valoy.

Dijo que al ver a su madre, que no tenía un sitio de esparcimiento, se motivó más a crear el evento.

“Trajimos músicos, cantantes y bailadores de son, con un concepto para envejecientes para que salgan del calor de sus apartamentos, aunque también hemos dado oportunidad a muchos jóvenes”, agregó el sonero.

Expresó que tras contar con la participación del activista Isaías Amaro, con quien tuvo diferencias, acudió a Figuereo, quien desde el principio, se negó a firmar los papeles para registrar una organización que no era la de él.

“Él no quiso hacerlo en 2016 y en 2017, fue que decidió ayudarnos con la organización para registrar la entidad. Le pagamos y él me dijo que una nueva salía muy costosa y que ofrecía la de él”, agregó.

El sonero narró que le exigió a Figuereo firmar un acuerdo de trabajo y compromiso para que no hubiera problemas, pero se comprometió incluso, a conseguir dinero.

“Siempre evadió y nunca firmó, hasta que me di cuenta de que había algo raro. Ya habíamos invertido alrededor de $10.000 dólares, y él dijo que ese dinero era reembolsable, pero nunca se ha devuelto”, explica el artista.

“El señor Figuereo nos aseguró que con los fondos de su Day Care, se iban a cubrir todos los gastos, pero a pesar que pagamos tarima, planta, DJ y todo, además de un ayudante, el dinero nunca ha sido devuelto, él se niega a pagarlo, fue un préstamo que le hice por más de 4 mil dólares”, dijo Katzú.

“Me pidió el préstamo para resolver varias cosas, se lo entregué con los cheques a su nombre con el compromiso de que lo devolviera, cada préstamo está a nombre de él en los cheques”, relata Katzú.

“Ha dicho que para pagarme yo tenía que llevarlo a la corte”, dijo el sonero.

“Le envié mensajes, pero se mantuvo diciendo que no me pagará. Ya habíamos formado la organización La Placita del Son, aplicamos para las fechas y los días nos lo bloquearon en la agencia donde dan los permisos”, añadió.

Katzú denuncia también que Figuereo se ha asociado con algunas personas, como Dennis Reeder, director ejecutivo de Washington Heights e Inwood Development Corp. (Corporación de Desarrollo de Washington Heights / WHIDC), con el propósito de boicotear el evento de este año.

“Somos los creadores de este evento, pero están tratando de negarnos la autorización a sabiendas que cientos de personas de la comunidad, lo esperan”, añadió.

Informó que la cita en la corte es el 13 de junio de este año, donde Figuereo tendrá que responder por el pago del préstamo. “Lo estoy demandando por $5.000 dólares, pero si él me paga antes de esa fecha, no habrá problemas. Mi gente está esperando el espectáculo, porque el señor Reeder, nos está negando el permiso”.

Katzú, dice que Figuereo no pertenece a la comunidad del Alto Manhattan, sino a El Bronx, donde él puede buscar espacios.

“Yo sí conozco esta comunidad, porque vine jovencito y este evento lo cree debido a la necesidad de mi mamá para ella y otros muchos envejecientes”, dijo.

El sonero se describe como un artista cultural que lleva décadas en los escenarios, interpretando los ritmos afroantillanos.