21
Thu, Jun

Maduro con grandes problemas dentro y fuera de la República Bolivariana de Venezuela, ¿podrá mantenerse en el poder?, mundo atento, OEA presiona celebren nuevos comicios

America Latina
Typography

El presidente venezolano Nicolás Maduro confronta muchas dificultades internas y externas en su ejercicio de poder. Pese a venderle al mundo su reelección presidencial, la resistencia internacional contra su administración crece.


Esos comicios son calificados como una farsa e ilegítimos y Maduro pretende gobernar Venezuela hasta el año 2025.
Luego de los cuestionados comicios del 20 de mayo, Maduro tiene en contra el desconocimiento del Parlamento de Venezuela, con mayoría opositora y genera otro frente contra su gestión expulsando el principal diplomático norteamericano en esa nación.
En el Parlamento predomina la versión de que lo ocurrido el pasado domingo en la República Bolivariana de Venezuela es una farsa que daña la imagen de ese país.

LA OEA
Un informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) es otro golpe a Maduro, pues advierte que esos comicios fueron celebrados sin el respeto a las garantías básicas, considerando necesario la repetición de las elecciones.

MUNDO ATENTO A SITUACIÓN DE VENEZUELA
Luego de la proclamación de Maduro como presidente reelegido en Venezuela por parte del Consejo Nacional Electoral (CNE), con una votación de más de seis millones de votos, el mundo está muy atento a la situación interna en ese país.
20.5 millones de personas tienen derecho al voto en los comicios de Venezuela.

LO QUE TIENE MADURO EN CONTRA
El presidente venezolano Nicolás Maduro tiene en contra la administración de Donald Trump y otros países que no reconocen su elección presidencial.
Posterior a los comicios del domingo, Estados Unidos desconoció inmediatamente los resultados, arreciando además las sanciones económicas contra el gobierno de Venezuela, anunciadas arrancando la semana por el presidente Donald Trump.
Igualmente, los enérgicos cuestionamientos a las elecciones en diferentes naciones, que agravan la situación venezolana.
A Maduro le complica la gobernabilidad la expulsión del principal diplomático estadounidense, Todd Robinson, a quien el presidente venezolano acusa de conspirador, medida que también afecta a Brian Naranjo, segundo diplomático de Estados Unidos en la República Bolivariana de Venezuela.
Las naciones que combaten a Maduro hacen énfasis en las elecciones fraudulentas, abusos y violaciones a los derechos humanos, la denunciada complicidad del Consejo Nacional Electoral y la ilegitima Asamblea Nacional Constituyente.
En Venezuela han denunciado la utilización de mecanismos de control con el carnet de la patria en el proceso electoral del domingo 20 de mayo pasado.
Los opositores de Maduro lo enfrentan por su aberración al poder, sus posiciones antidemocráticas.
Igual, por su vocación autoritaria, eliminación de la industria manufacturera, violación a los derechos democráticos, caída estrepitosa de los sectores productivos y la miseria en que están viviendo los venezolanos.
Los enemigos de Maduro advierten de un descontento militar entre los soldados sectores populares de Venezuela.
Califican de mortal la escasez de alimentos y medicinas en Venezuela.Los opositores al mandatario venezolano entienden que la situación económica-social de Venezuela pudiera provocar un estallido social que pudiera debilitar el gobierno.
Que catorce países no reconozcan a Maduro como presidente electo es un duro golpe a Maduro y sus seguidores.

MADURO DEFIENDE LA DIGNIDAD VENEZOLANA
Luego del proceso electoral, el presidente Nicolás Maduro hace énfasis en defender lo que califica como la dignidad de la patria venezolana.
Maduro combate el desconocimiento norteamericano a las elecciones del pasado domingo 20 de mayo.
“Basta de conspiraciones”, advierte Maduro, defendiendo de manera ardiente su reelección presidencial.
Maduro acusó al diplomático norteamericano Robinson de participar en una supuesta conspiración militar, económica y política, dándole 48 horas para que abandonara la nación.