23
Tue, Oct

LA CIA Y LA BANDA COLORÁ (1 de 4)

Del País
Typography

La Agencia Central de Inteligencia (CIA), a través de la Oficina de Seguridad Pública (OSP), de la Agencia para El Desarrollo Internacional (AID), creó la Banda Colorá en 1971 para eliminar a los insurgentes dominicanos que estaban organizados en los grupos de izquierda, especialmente en el Movimiento Popular Dominicano (MPD).


De acuerdo a numerosos investigadores y periodistas internacionales, La Banda fue creada por la CIA a través de la Oficina de Seguridad Pública de la AID, que dirigió Anthony Ruiz en el país, para desarticular las células insurgentes.
El agente de la CIA Anthony Ruiz fue el organizador de La Banda Colorá para crear un ambiente de terror entre “los insurgentes de izquierda” y la oposición liberal al gobierno del presidente Joaquín Balaguer.
Pero Ruiz no actuó sólo ni tomó una decisión personal.
Recibió el apoyo y la logística de los organismos del poder norteamericano y dominicano que elaboraron y aplicaron la política de contrainsurgencia en el país:
La CIA.
El MAAG.
La Embajada de los Estados Unidos.
La AID.
La Oficina de Seguridad Pública.
La DIA.
La presidencia de la República Dominicana.
El Ejército dominicano y la Policía Nacional.
El director de la AID en el país era John B. Robinson, quien fue “Director Adjunto de Asuntos de la Costa Norte, Oficina de Asuntos Interamericanos en el Departamento de Estado desde noviembre de 1969 hasta junio de 1971; y Subdirector de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional y en la Embajada de los Estados Unidos en Bogotá”.
El administrador general de la AID en Estados Unidos en 1970, John Hannah, también era agente de la CIA.
Hannah fue “acusado en 1969 de firmar varios contratos con la CIA cuando era
presidente de la universidad estatal de Michigan, para asesorar y crear varios programas de contrainsurgencia en Vietnam del Sur. Hannah renunció para convertirse en director de USAID”.
En junio de 1969, el director de AID bajo el presidente Nixon, “John Hannah, admitió públicamente que la AID había financiado las operaciones de la CIA en Laos, y revelaciones posteriores señalaron la colaboración de la CIA-AID en Ecuador, Uruguay, Tailandia y Filipinas”.
Antes de ser nombrado al mando de USAID por Nixon, John Hannah (1969-1973) había sido presidente de la Universidad Estatal de Michigan durante 27 años Hannah disfrutó de una relación cercana con el presidente Nixon y trajo una mezcla interesante de experiencia y, luego como presidente de la Comisión de Derechos Civiles de EE. UU. y fue miembro del Consejo de Igualdad de Oportunidades del presidente
El embajador de los Estados Unidos, Francis Meloy, “sirvió en la Marina de los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial y pasó cuatro años en la inteligencia naval como oficial de reserva”. “Después de la guerra, se unió al Departamento de Estado y en 1946 se le envió a Dhahran, Arabia Saudita, como vicecónsul. Regresó en 1946 a Washington y se desempeñó como asistente personal del Secretario de Estado Dean Acheson hasta 1953. Reanudó su carrera como funcionario del Servicio Exterior sirviendo como oficial político en Saigón desde 1953 hasta 1956 y luego en París hasta 1959. En 1962 fue nombrado Director de la Oficina de Asuntos de Europa Occidental hasta 1964, luego como subjefe de misión en Roma. Luego fue promovido, sirviendo como embajador de los Estados Unidos en la República Dominicana de 1969 a 1973, y Guatemala de 1973 a 1976”, revela un informe del departamento de Estado.
El embajador Meloy apoyó directamente los trabajos de contrainsurgencia realizados por la Oficina de Seguridad Pública de la AID en el país.
El 21 de de octubre de 1969, solicitó al departamento de Estado de los Estados Unidos aumentar la ayuda económica y el personal de la OSP para fortalecer el departamento de Operaciones Especiales de la Policía Nacional en su lucha contra el comunismo. El 3 de julio de 1971 se reunió con el presidente Joaquín Balaguer para analizar la situación política nacional por la violación a los derechos humanos, la represión política de la policía y los crímenes de la Banda Colorá.
Según Meloy relata en un telegrama enviado el 31 de julio de 1971 al departamento de Estado, “las actividades de La Banda terrorista reflejaron un cuestionamiento en el extranjero que dañaban la imagen de la República Dominicana”.
“MUCHAS PERSONAS TANTO AQUÍ COMO EN EL EXTRANJERO CREEN, POR EJEMPLO, QUE A PESAR DE LAS DENEGACIONES OFICIALES, HAY ALGUNA CONEXIÓN ENTRE EL GRUPO TERRORISTA CONOCIDO COMO "LA BANDA" Y LA POLICÍA NACIONAL. SE ESTÁ CREANDO UNA IMPRESIÓN DESCONOCIDA QUE HACE MÁS DIFÍCIL EL TRABAJO DE NOSOTROS QUE DESEEAN SER ÚTILES PARA EL GOBIERNO DOMINICANO. HE CITADO COMO EJEMPLO EL ARTÍCULO LLEVADO A CABO POR UPI QUE APARECIÓ EN LOS PERIÓDICOS DE SANTO DOMINGO DONDE SE REPORTAN LOS COMENTARIOS ESENCIALES Y CRÍTICOS DE UN MIEMBRO DEL CONGRESO DE LOS ESTADOS UNIDOS”, relata Meloy en su telegrama.
Richard Raugi, de la CIA, dirigía la Academia de la Policía Nacional.
Raugi fue un activo agente de campo de la CIA que estuvo en el país en 1962 junto a
Anthony Ruiz y otros miembros de la Oficina de Seguridad Pública de la AID.
Trabajó como miembro de la OSP, AID y la CIA en Turquía, Venezuela, Bolivia y
Ecuador.
El agente John Monok se dedicaba a la intervención de los teléfonos de los izquierdistas y la comunicación de la Policía Nacional.
Los otros agentes de la CIA que laboraban en la Oficina de Seguridad Pública de la AID y que controlaban la Policía Nacional en 1971, eran:
James E. Henry, Entrenador
David De la Torre, Entrenador
Joseph F. Fernández, Entrenador Asuntos de Educación
Knute F. K. Thorpe, Entrenador Asuntos Rurales
Joseph F. McManus, Asuntos Municipales
Donald M. Allen, Asuntos Municipales
Ernest Chiocca, Especialista en Identificación de Personas
Carlton A. Rood, Investigación
Robert L. Yates, Investigación